miércoles, 22 de junio de 2011

Una boda en amarillo...*

El amarillo es alegre, aporta felicidad y transmite alegría. Es el color de la luz, de la fiesta y de la innovación. Es muy original por su escaso uso y por su alta visibilidad no deja a nadie indiferente... ¿te atreves ya a elegirlo como color para tu evento?

Bueno, si no te hemos convencido con palabras, quizás si lo consigamos con imágenes. ¡Ahí van unas ideas!



3 comentarios:

Marta dijo...

A priori el amarillo parece un color complicado para encajarlo en una boda, pero la verdad es que después de ver las fotos parece que no hay otro color mejor...
Me gusta mucho la idea, aunque creo que en la práctica no quedaría tan bien...muchas de estas cosas a veces me parece que son ideales en las fotos pero, y en una boda de verdad???

tuplanbe dijo...

Hola Marta,viendo todas las fotos juntas está claro que tooodo en amarillo está bien para eso, para las fotos, pero no para una boda de verdad.
La clave está en controlar los pequeños detalles que hagan que toda la boda tenga una continuidad, ya sea en color o en estilo, pero sin que se note.
Es este caso nosotras apostaríamos por un toque de amarillo en el ramo, para la novia, o en jugar con tonos amarillos mezclados con blancos, crema y beiges para la decoración.
Si tienes alguna duda, ya sabes donde estamos!!

Tere dijo...

pues a mi me ha encantado ese toque de color, diferente y divertidoo!

besitos!